Seichem

Reiki Karuna o Seichem Tera Mai

Significa compasión o perdón en sánscrito. El Reiki Karuna se centra en la sanación kármica. Las regresiones a vidas pasadas nos liberan de la dualidad víctima y verdugo. Se toma consciencia de que somos un gran todo conectado entre sí. Desculpabiliza. La culpa genera la enfermedad. Permitimos que otros nos dañen o enfermen porque nos sentimos en deuda con ellos. Eliminar la culpa es un requisito imprescindible para vivir de forma equilibrada.

La compasión es ayudar a los otros a liberarse de la ilusión del sufrimiento. Hay sufrimiento porque se desconoce el aprendizaje que exige una situación.

El Reiki Karuna se centra en los problemas kármicos, da consciencia al trauma, aplica la cirugía espiritual desde el amor incondicional y desde el perdón, integra nuestra parte oscura, presta atención al momento, a la sanación intuitiva y ancla las energías en el presente.

El Reiki Karuna es la evolución occidental del Reiki Usui y del Reiki Tibetano.

Los símbolos de Reiki karuna proceden de dos fuentes: canalizados por practicantes de Reiki y descubiertos en sutras o libros antiguos tibetanos.

Invoca la figura Kuan Yin -buda femenino-.

El sistema Karuna vuelve a la espontaneidad del sistema Usui original. Se emplea un sistema intuitivo mediante la exploración aural, la intuición, las sensaciones, el dejar ir las manos…

El Reiki Karuna trabaja con los chacras transpersonales.
La puerta estelar y la estrella del alma contienen los registros akásicos.
El chacra causal permite una mejor activación de los chacras superiores.
El chacra del corazón etérico unifica nuestra alma, nuestro espíritu y el corazón universal que transciende el Karma.
Es el perdón que nos libera del aprendizaje a través de la repetición.

FacebookTwitterGoogle+.